¿Cómo crear un “Removal order” en Amazon?

El removal order es una herramienta que todo vendedor de Amazon debe conocer a profundidad para evitar pérdidas dentro de esta plataforma mundial. En este artículo te indicaremos cuáles son esos pasos que debes seguir para lograr con éxito esta acción, que aunque no debería ser necesaria de realizar si se realizan los estudios de mercado pertinentes, algunas veces no queda de otra opción. Básicamente, esto ocurre sobre todo con los nuevos vendedores de Amazon, los cuales se enamoran de algún producto en China, compran miles, y cuando se dan cuenta, en Estados Unidos las ventas no funcionan como se tenía previsto.

Ahora bien, ¿cómo se sabe cuándo es necesario realizar esta acción? Por ejemplo, si se cuenta con 1000 unidades de un producto específico en el stock y solo se venden cinco o 10 diarias, es el momento de aplicarla. Esto, por una sencilla razón, cada unidad genera un impuesto de almacenamiento que nos hará perder dinero, conocido como “el asesino silencioso”. Por esa razón, siempre es una decisión sensata remover parte de este inventario a tu casa, o simplemente, si consideras que el objeto no tendrá ningún tipo de futuro para la venta, sacarlo de forma definitiva del almacén.

Pasos para hacer un Removal Order en Amazon

Lo primero que debes hacer para crear un Removal Order en Amazon es ir a la sección de Inventario dentro de cuenta Amazon y ver la disponibilidad de unidades por cada producto. Una vez se escoja el artefacto que tienes en el almacén, Amazon te lo va a clasificar entre las unidades que están en stock, las que están en proceso de venta y las que se encuentran no disponibles.  En el caso de estas últimas lo recomendable es que se haga lo posible por quitarlas del almacén para que no sigan generando pérdidas innecesarias. La forma es muy sencilla, al lado derecho del producto aparecerá la opción de “edit” y allí podrá visualizarse el removal order.

En esta sección estarán dos métodos, el primero es el ship to address, o envío a una dirección física específica, generalmente la del hogar del vendedor. Esta tiene un costo de 50 centavos por cada unidad. La otra opción es la de “dispose” o destrucción total del producto.  Pero esta última es una alternativa que debe tomarse en un caso extremo, donde todo indique que el artefacto no tendrá ninguna posibilidad de venta el futuro. Esto, por supuesto, se puede evitar de forma total como bien lo hemos explicado en anteriores estudios acerca de cuáles productos se deben vender y cómo hacer para definirlos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *